Telemetro Telemetro Logo

¿Buscas un lugar para el cuidado de tu bebé? Aquí los detalles

Cuando tenemos a nuestro bebé y estamos con ellos es una época que sin duda se nos queda en la mente por siempre, pero cuando se nos termina el periodo de licencia de maternidad y tenemos que volver al trabajo nos entra un sentimiento de tristeza, culpa y muchos otros, debido a que tenemos que pensar en dejarlo (a) en una guardería.

Pero, inmediatamente nos pasan por la mente un montón de interrogante, ¿en qué guardería lo (a) dejo?, ¿se sentirá y lo (a) atenderán bien?, ¿cuál será la mejor?, y así, pasamos hasta noches sin dormir porque para nosotras, lo más importante es el bienestar de nuestros hijos.

Ahora bien, para nadie es un secreto que quizá muchas madres han tenido una mala experiencia en alguna guardería y han tenido que optar por retirar a su hijo (a) y probar en otra guardería para ver cómo le va y si ve la diferencia, entonces se siente más tranquila y es beneficioso para el o la bebé.

Es mucho más difícil cuando tenemos que dejar a nuestro (a) bebé con tan sólo tres o cuatro meses de nacido (a), sobre todo porque requiere de cuidados estrictos y especiales, que no lo perjudiquen en ningún aspecto. Precisamente por eso y en base a mi propia experiencia luego de retirar a mi bebé del lugar donde me la cuidaban, hoy les hablaré sobre una guardería que cuenta con una filosofía diferente, que hace que como madres nos sintamos completamente seguras mientras trabajamos.

Pero antes debo decirles que según estudios recientes, se ha demostrado que los niños que asisten a la guardería, empiezan a desarrollar sus estructuras del conocimiento mucho más rápido que los niños que no asisten a ellas; además, suelen ser más sociables e independientes a la hora de expresarse y jugar. Algo sumamente importante es que el hecho de que estén constantemente estimulados por maestras, los prepara antes que a los demás para su futura vida de estudiantes.

Dicho esto, les daré los detalles de la Academia La Casa de Caramelo, la cual tiene un nuevo concepto, es un Centro de Estimulación Temprana y Guardería que abrió sus puertas en el mes de marzo, experta en el cuidado para bebés y niños, con una metodología de preescolar. Pero ¿cómo nació?, a partir del sueño de Liset Rincón, de dar cabida a más niños que requieren cuidado, atención y formación mientras los papás trabajan.

Esta guardería mantiene el estándar de servicios que tiene su predecesor con más de ocho años de trayectoria, La Casita de Caramelo, ubicada en la Calle 72 de San Francisco; pero ofrece importantes atributos para diferenciarse.

¿Desde cuándo podemos dejar a nuestro bebé? Desde los 2 meses hasta los 6 años de edad, ofrecen un aprendizaje integral, ya que su filosofía es "aprender jugando", además de varias actividades extracurriculares como música, teatro, arte, pintura, inglés, entre otros.

Aquí me gustaría hacer un paréntesis para contarles que mi bebé entró en una guardería cuando faltaban tres días para sus tres meses, mañana cumple 8 meses y allí sólo la cuidaban pero nunca realizó actividades para poder estimularla.

En la Academia La Casa de Caramelo, desde el primer día pude estar presente en la clase de música que le imparten junto a otros bebés para estimularla y adicional me sorprendí cuando vi en la maleta un dibujo que había pintado y es algo constante, así sé que además de estar cuidada, está aprendiendo desde ya a hacer cosas importantes para su desarrollo; eso para cualquier madre es muy valioso.

La guardería está ubicada en la Vía Cincuentenario, Coco del Mar. El horario es de lunes a viernes de 7:00 a.m. a 6:00 p.m. Tiempo completo, 7:00 a.m. a 2:00 p.m. Medio turno matutino, 1:30 p.m. a 6:00 p.m. Medio turno vespertino.

Ahora bien, las madres nos quedamos más tranquilas cuando por ejemplo, podemos saber cómo está nuestro (a) bebé durante el día, si comió, si se siente mal, etc; por eso en la Academia La Casa de Caramelo nos ofrecen un app donde a través de cámaras de vigilancia, podemos observar cómo pasa el día nuestro (a) hijo (a); y así poder tener control de las tareas, rutinas y actividades que realiza.

Música, inglés, arte, teatro, computación, lectura, karate, fútbol, yoga, ballet y terapia de lenguaje; son parte de las actividades de los niños; adicional, se ofrece el servicio de almuerzos y meriendas.

Hay un punto muy importante, es algo que creo que la mayoría de las madres vivimos, y es cuando nuestro (a) bebé se enferma, le da resfriado continuo, alergias, hongos, etc; todo lo que mencioné le dio a mi hija y por eso tuve que retirarla del lugar donde la tenía, con pocos días aquí, les puedo decir que mejoró del resfriado y está muy bien. Esto se debe a las estrictas medidas de higiene que tienen en la Academia La Casa de Caramelo, un factor vital para escoger el espacio donde estará nuestro bebé todo el día, por lo general.

También cuentan con salones de clases tematizados y con reducido grupo de niños, rutina de siesta en un ambiente confortable y cómodo, baños adecuados por edad, 4 áreas de juegos clasificados por edades, cada sección con su parque privado y un gran parque al aire libre.

Como madre que quiere lo mejor para su bebé, les recomiendo que vayan y conozcan a esta guardería, las atenderán muy bien y les mostrarán las instalaciones para que así puedan constatar por ustedes mismas que cumplen con los requerimientos necesarios que debe tener un lugar donde se cuidan infantes, una tarea que amerita mucha responsabilidad.

Por eso cuando nos damos cuenta que existe vocación y que además les dan cariño a nuestros hijos, entonces nos convencemos que ha valido la pena y que lo más importante es que esté y se sienta bien.

Los precios oscilan entre $260 y $360 mensuales dependiendo del turno que se requiera. La matrícula es una tarifa única y no varía de acuerdo a la edad, tomando en cuenta que existen otras guarderías donde tanto la matrícula como la mensualidad, son más costosas que la de los niños de más de 2 años.

Definitivamente, en algún momento nos vamos a ver en la necesidad de dejar a nuestro (a) bebé en la guardería, ese sentimiento de culpa o de abandono no se nos quita, pero debemos aceptarlo y asimilarlo, así como nuestro (a) hijo (a). Lo más importante de todo es no dejarnos llevar por la cercanía y lo económico, muchas veces por esto, sin saber, cometemos un error y terminamos, como en mi caso, evaluando otras opciones e ingresando a nuestro hijo en otro lugar, donde realmente se sienta y nos sintamos como madres, completamente seguras.

Si quieren conocer las instalaciones pueden comunicarse a los números telefónicos 381-1265 y 6319-8872; y por supuesto seguir las redes sociales de la Academia La Casa de Caramelo en Instagram y Facebook. ¡Que Dios me las bendiga!

PERFIL

Marilyn Cejas de Miranda

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros.

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente es que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.