Telemetro Telemetro Logo

Historia, tradiciones y sabor en un solo shot: El Mezcal

Conozcamos más acerca de la llamada bebida de los dioses.

¿Por qué será que cuando escuchamos ¡México!  pensamos en bebidas alcohólicas, catrinas y muchos colores? Bueno creo que la respuesta a esta pregunta es muy obvia… ¿o no?

Como es costumbre se relaciona al mexicano con el tequila, pero en esta nota les cuento acerca de su hermano, el mezcal. Sí, digo que son hermanos porque ambas bebidas vienen de la planta de agave o maguey, con la diferencia de que el tequila es elaborado únicamente del agave azul y producido en la ciudad Tequila en Jalisco. El mezcal se hace con diversos tipos de maguey y se produce en varias regiones de México, pero la más representativa es la ciudad de Oaxaca.

La forma en que se prepara cada bebida es otra diferencia, pero en términos generales, el tequila es una variedad de mezcal, solo que se ha promocionado con el nombre de la ciudad de procedencia.

La palabra mezcal proviene del náhuatl (dialecto indígena) mexcalli , que significa maguey cocido; porque en efecto el maguey es cocido en hornos cónicos de piedra. Es una bebida de origen prehispánico, razón suficiente para que sea ícono de la cultura mexicana.  


Esta bebida tan representativa de todo un país, está llena de místicas historias. Primero, es conocida como la bebida de los dioses, ya que existe una leyenda que cuenta que Mayahuel –diosa del agave– envió un rayo contra un maguey, el cual golpeó contra el corazón del agave; limpió la piña, la coció, fermentó y destiló para bien de los antepasados mexicanos; quienes aprendieron a utilizarla para fines mágicos. Era considerada una bebida exclusiva, ya que sólo los sacerdotes o nobles tenía acceso a ella para alcanzar “estados de conciencia superior” y poder comunicarse con los dioses.

Luego, si pensamos en el hecho de que el agave demora aproximadamente 10 años en crecer, crece una sola vez y su periodo de vida es corto; es pensar en que nos estamos bebiendo 10 años de lo que sea que absorbió esa planta; lluvias, veranos intensos, animales que se posaron en el agave, los nutrientes que absorbieron sus raíces por aprox. 120 meses; cuantas cosas vivimos nosotros en todo ese tiempo, y esa planta estuvo ahí solo para que disfrutes de esos instantes con tu vaso de shot .  


Al degustar el mezcal debemos entender todo lo que representa para la cultura mexicana, es una bella representación de la unión de la naturaleza y el hombre, ya que se ha logrado extraer la esencia de la tierra en una bebida que ha sido degustada por miles de años. Cada agave es diferente, ha pasado por procesos distintos, ha absorbido minerales de diversas fuentes, por eso se dice que cada botella de mezcal, aunque sean de la misma marca, tienen su sabor propio. Algunas de sus particularidades son su sabor ahumado o terroso y que algunas botellas vienen con un gusano adentro. La primera vez que lo probé sentí como si estuviera comiendo jamón jajaja fue súper raro, luego aprendes a saborearlo y disfrutarlo.

Se han creado varias frases épicas entorno a las bondades de esta bebida:

Para todo mal, mezcal y para todo bien, también y si no hay remedio: litro y medio.


Frase que denota que sin importa lo que pase en tu vida, sea bueno o malo, todo amerita un shot de mezcal.

El mezcal es como el amor, se toma a besos.


Esta frase es alusiva a la forma correcta de beber los shots de mezcal, ya que a diferencia de otras bebidas como el tequila, que se toma en straight, ésta se toma pasito a pasito... suave suavecito , como si estuvieras dando un romántico beso al amor de tu vida, que de hecho es una de las maneras de catar esta bebida (si vas con tu pareja, no se pasen de listos ).


Probablemente se pregunten… ¿y qué hace una panameña escribiendo tan apasionadamente acerca de esta bebida mexicana? Pues les cuento que durante mi estadía en España tuve la oportunidad de conocer a grandes personas provenientes de este bello país, que espero conocer pronto. Allá participé de una cata de mezcal donde expusieron todo lo que les acabo de contar.

Las catas son realizadas por dos chicas mexicanas emprendedoras que residen en Madrid. Su proyecto se llama Embajadoras MX y el principal objetivo de la marca, tal como lo dice su nombre, es ser embajadoras de México a través de la enseñanza y divulgación de las propiedades de las bebidas tradicionales de su país.  

Una hermosa labor cultural que nos lleva a entender lo que representa, lo que se siente y se valora en cada shot.






PERFIL

Daisy Serracin

Milenial. Rebelde con causa. Estudié producción audiovisual para romper la línea recta de médicos y abogados en mi familia. Amante de la fotografía y el intercambio cultural. He realizado estudios en administración y recursos humanos, lo que me llevó a conocerme mejor y entender con más facilidad a los demás. Creativa y soñadora, pero sin dejar de pisar tierra.

 Tuve la oportunidad de trabajar en un proyecto cultural, enamorándome aún más de mi Panamá.

 Con herencia de dos países diferentes y con ansias de compartir conocimiento y vivencias a través de mis fotos, inicio Shot Cultural, para crear una comunidad de diversidad e intercambio entre etnias, religiones y culturas.