Jugadores ingleses boicotearán redes sociales por racismo

La FIFA respaldó un boicot de 24 horas en las redes sociales por parte de jugadores en Inglaterra como acto de protesta por reiterados incidentes de insultos racistas y anunció una nueva campaña global para erradicar la discriminación en el fútbol.

Luego de una serie de sonados casos en semanas recientes, la Asociación de Futbolistas Profesionales consiguió el respaldo de las estrellas de la Liga Premier para apagar sus cuentas de Twitter, Facebook e Instagram desde las 9 de la mañana del viernes hasta las 9 de la mañana del sábado. El objetivo es presionar para que se ponga coto a los mensajes racistas en las redes.

"Colectivamente, no estamos dispuestos quedarnos de brazos cruzados mientras las autoridades del fútbol y las compañías dueñas de redes sociales hacen muy poco para proteger a los jugadores de este repugnante abuso”, dijo el zaguero de Tottenham el jueves.

La FIFA insistió que está al tanto de las inquietudes de los jugadores y respalda su decisión de presionar a las redes sociales para que tomen medidas más severas contra el racismo.

“Aplaudimos la iniciativa de los jugadores profesionales ingleses”, dijo la FIFA en un comunicado enviado a The Associated Press. "La FIFA está comprometida en el combate al racismo y cualquier tipo de discriminación no solo en el fútbol pero en toda la sociedad”.

La FIFA prepara enviar una carta a todas sus 211 asociaciones miembros y seis confederaciones para que adopten un proceso de tres pasos mediante el cual un árbitro podrá interrumpir el juego, suspender el partido y eventualmente abandonar el compromiso si los insultos persisten.

La entidad rectora del fútbol mundial fue criticada en 2016 por desmantelar una fuerza de trabajo anti racismo al señalar que su misión había sido completada.

Ahora, la FIFA dice que gestiona una “acción concreta con impacto global que lanzará una campaña impactante contra la discriminación”.

Luego de ser blanco de ruidos de simio al jugar con Inglaterra en Montenegro en un partido de las eliminatorias de la Eurocopa el mes pasado, Rose afirmó que deseaba retirarse pronto para poder escapar del racismo en el fútbol.

"El fútbol tiene un problema con el racismo”, dijo Rose. “No quiero que los jugadores de las próximas generaciones tengan que pasar lo que vivido en mi carrera”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida