Libertadores: Final en Madrid; se rechaza recurso de Boca

La Conmebol confirmó el jueves que la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate se jugará en Madrid el 9 de diciembre.

El anuncio del presidente de la entidad rectora del fútbol sudamericano surgió luego que su Tribunal de Disciplina desestimó el reclamo de Boca para descalificar a River por los graves hechos de violencia que malograron el partido de vuelta en el estadio Monumental de Buenos Aires el fin de semana pasado.

"Encontramos en España la tranquilidad necesaria", dijo Alejandro Domínguez, el titular de la Conmebol al comparecer ante los medios en la sede situada en las afueras de Asunción.

Domínguez detalló que el partido será disputado en el estadio Santiago Bernabéu, a las 8:30 de la noche de España, y que las dos hinchadas de los clubes podrán presenciarlo en las tribunas del feudo del Real Madrid.

Horas antes, el presidente del gobierno español Pedro Sánchez había expresado la disposición a que el país fuera sede del partido.

“No creo que jugar en España haga perder la esencia de la Copa Libertadores”, indicó Domínguez.

La Conmebol resolvió el martes sacar de Argentina el partido de vuelta, aduciendo razones de seguridad. Los dos clubes empataron 2-2 en el duelo de ida en La Bombonera, la cancha de Boca.

Pero el sábado, hinchas del local River atacaron con piedras y palos el autobús que trasladaba al plantel de Boca en las inmediaciones del estadio Monumental. Al menos seis jugadores de Boca resultaron con heridas cortantes o fueron afectados al rociarse gas lacrimógeno.

El panel disciplinario de la Conmebol rechazó el reclamo de Boca que solicitó la descalificación de River y que se proclamara al Xeneize campeón del máximo torneo a nivel de clubes del continente americano. Boca había prometido recurrir el Tribunal de Arbitraje Deportivo en caso de un fallo adverso.

Además, los jueces de la Conmebol impusieron una multa de 400.000 dólares a River por los desmanes protagonizados por sus hinchas y ordenaron que sus próximos dos compromisos en competiciones de la Conmebol se disputen a puertas cerradas.

Después de que se barajaron ciudades en tres continentes distintos para albergar la final, el escenario quedó en el Bernabéu, que fue sede de las finales de la Copa del Mundo de 1982 y la Eurocopa de 1964. También fue escenario de cuatro finales de la Copa/Liga de Campeones de Europa en 1957, 1969, 1980 y 2010.

Miami, Medellín, Sao Paulo, Asunción, Génova y Doha fueron las ciudades que se habían mencionado o se ofrecieron para montar una final de ribetes históricos, al ser la primera ocasión que los protagonistas del clásico más trascendental del fútbol argentino chocan por el cetro de la Libertadores.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida