Carnival pagará 20 millones por contaminación de cruceros

La línea de cruceros más grande del mundo Carnival Corp. alcanzó el lunes un acuerdo con la fiscalía federal de Estados Unidos en el que accedió a pagar 20 millones de dólares en multas debido a la continua contaminación oceánica de sus embarcaciones a pesar de que se comprometió a frenarla hace años.

La jueza de distrito Patricia Seitz aprobó el acuerdo después de que el director general de Carnival, Arnold Donald, se puso de pie en la corte y reconoció la responsabilidad de la empresa por violar el período de prueba de un proceso judicial previo.

“La compañía se declara culpable”, afirmó Arnold en seis ocasiones dentro de un tribunal lleno de gente en el que estaban otros altos ejecutivos de Carnival, incluyendo Micky Arison, presidente de la empresa y propietario del Heat de Miami de la NBA.

“Reconocemos las deficiencias. Estoy aquí hoy para desarrollar un plan para corregirlas”, agregó Arnold.

“Si no tuvieran el medio ambiente, no tendrían nada que vender”, respondió la jueza.

La compañía reconoció en documentos presentados en la corte que violó los términos de su periodo condicional de 2016 por una condena penal derivada de la descarga de desechos grasos y encubrimiento por parte de sus embarcaciones de Princess Cruise Lines. Carnival pagó una multa de 40 millones de dólares y se le impuso un periodo condicional de cinco años, el cual abarcó sus nueve marcas de cruceros, las cuales comprenden más de 100 embarcaciones.

En los documentos, Princess “reconoce haber incurrido en las violaciones” delineadas previamente este año por los fiscales. Entre las irregularidades se incluye la descarga de “aguas grises” en lugares prohibidos el Parque Nacional Glacier Bay y el desecho consciente de residuos plásticos junto con desperdicios orgánicos en las Bahamas, lo que representa una seria amenaza a la vida marina.

En una audiencia previa, Seitz amenazó a Carnival con prohibirle anclar en puertos estadounidenses debido a las violaciones, y dijo que futuras infracciones podrían ser sancionadas con tiempo en prisión y multas para los individuos.

“Mi objetivo es hacer que el acusado cambie su comportamiento”, declaró.

En el nuevo acuerdo, Carnival prometió que se realizarán auditorías adicionales en busca de violaciones, programas de capacitación, un mejor sistema para el reporte de violaciones ambientales ante las agencias estatales y federales, y mejores prácticas de manejo de desperdicios.

El pacto también establecería plazos para el 13 de septiembre y 9 de octubre para la creación de un plan de conformidad reforzado y realizar otros cambios, estableciendo multas de un millón de dólares por cada día que se rebase la fecha establecida.

Otros cambios propuestos incluyen la reducción de plásticos de un solo uso por parte de Carnival en toda su flota, así como la creación de “equipos” especiales con la finalidad de mejorar los sistemas de alimentos y bebidas de los barcos y la manera en que se manejan sus desperdicios en el mar.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes