Sindicatos convocan a paro en medio de tensión con el gobierno en Uruguay

La central sindical PIT-CNT de Uruguay convocó este lunes a un paro general el próximo miércoles, para reclamar al gobierno más recursos en la ley de presupuesto que discute el Congreso.

Con el llamado "el 22 yo paro" bajo la consigna "si a los trabajadores les va bien, al pueblo le va bien", el PIT-CNT convocó a detener actividades en el sector público y el privado, en medio de una dura puja con el gobierno del presidente Tabaré Vázquez en un país afectado por un fuerte déficit fiscal.

Los sindicatos reclaman presupuesto equivalente a "6% del PIB para la educación y 1% para investigación", "más presupuesto para salud y vivienda" y "salario y mejores condiciones laborales para trabajadores públicos y privados", sumado a "mayor y mejor distribución de la riqueza".

La paralización se produce cuando el gobierno del izquierdista Frente Amplio, que lleva su tercer período de gobierno al frente de Uruguay desde 2005, vio cesar los altos precios de las commodities agropecuarias que produce el país y que impulsaron su crecimiento, ininterrumpido desde 2003.

Aún así, el Ejecutivo prevé en su ley de presupuesto -que requiere aún aprobación del Senado tras pasar la cámara de diputados con votos de la mayoría gobernante-, un crecimiento de 2,5% para 2018. Algunos analistas estiman insuficiente esa cifra para financiar el aumento del gasto público previsto (0,25 puntos del PIB), máxime cuando el objetivo oficial es llevar el déficit de las cuentas públicas a otro 2,5% del PIB.

Los analistas vienen reduciendo mes a mes sus pronósticos para el crecimiento de la actividad en Uruguay, donde varias empresas de mediano y gran porte están enfrentando problemas financieros y la creación de empleo se debilita.

Para los trabajadores, la inflación se ha convertido en un escollo difícil de sortear.

En lo que va de 2018 la variación del Indice de Precios al Consumo (IPC) alcanza 6,49% según datos a julio, mientras en igual período de 2017 la variación había sido mucho menor, de 4,66%. En 12 meses, los precios subieron 8,41%. Montevideo se ha convertido en la tercera ciudad más cara de Sudamérica, según un informe reciente de la firma de recursos humanos Mercer del que dio cuenta el local diario El País.

Las negociaciones salariales convocadas por el gobierno entre patrones y empleados son difíciles en varios sectores. Las gremiales agropecuarias dieron un portazo y dejaron las conversaciones patrocinadas por el Ejecutivo en medio de una situación cada vez más deteriorada en el sector lácteo, y la tensión entre los empleadores es palpable.

Se prevé que el miércoles servicios como transporte, salud y educación se vean duramente afectados por la convocatoria a huelga.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes