Han pasado 20 años desde "Baby One More Time" y ni Britney Spears puede creérselo

Este año se cumplirán dos décadas desde que '...Baby One More Time' viera la luz y convirtiera a Britney Spears, una de las antiguas presentadoras del Club Disney, en la nueva promesa de la música comercial, un título que se disputaría durante casi un lustro con su antigua compañera Christina Aguilera hasta que resultó evidente que ella era la verdadera princesa del pop, en gran parte porque el estilo musical de la segunda comenzó a derivar hacia otros géneros.

El sencillo compuesto por Max Martin fue su primer número uno y la convirtió a un mismo tiempo en un referente para millones de jóvenes que memorizaron tanto la coreografía como el vestuario de su popular videoclip, cuyo concepto, por cierto, fue idea de la propia cantante.

"Oh, ha pasado muy rápido. Se trató de una época muy divertida y alocada, es todo un borrón", asegura la ahora veterana artista al echar la vista atrás y recordar cómo su vida cambió de una forma que ella jamás habría podido predecir, ni siquiera cuando estaba grabando el single en Suecia. "Recuerdo que me quedé muy impresionada con Estocolmo.

Estuve allí, no sé, unos diez días, pero estábamos tan ocupados en el estudio que en ese primer viaje no tuve tiempo de salir a la calle y explorar", rememora.En su humilde opinión, la clave del éxito de '... Baby One More Time' ha sido su capacidad para conectar con los problemas existenciales de los estudiantes de instituto que lo convirtieron en uno de sus himnos.

"Toda la canción gira en torno a ese estrés que todos experimentamos cuando somos adolescentes. Yo tenía claro que era maravillosa, era diferente y me encantaba, pero no creo que se pueda anticipar cómo va a ser recibido un sencillo", ha explicado en una entrevista al periódico The Guardian, aunque en su defensa, en aquel momento ni siquiera los co-productores de la canción se imaginaban que esa joven rubia de Luisiana se convertiría en una estrella internacional.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes