Bolsonaro y Macri refuerzan relaciones y critican Venezuela

Los conservadores presidentes de Argentina y Brasil apostaron el jueves por impulsar sus relaciones económicas y redoblaron sus críticas al gobierno de Nicolás Maduro.

El mandatario Jair Bolsonaro y su par argentino Mauricio Macri mostraron la sintonía política que los une durante la primera visita de Estado que el brasileño realiza a Buenos Aires en medio del repudio de grupos de derechos humanos y fuerzas izquierdistas y a pocos meses de las elecciones de octubre en las que el argentino buscará su reelección.

Luego de mantener un encuentro de trabajo con Bolsonaro en la casa de gobierno, Macri señaló en una declaración ante la prensa que ambos harán “todo lo posible para que se reestablezca la democracia en Venezuela, que es el camino hacia el futuro no sólo para el país sino para toda la región”.

El gobernante brasileño señaló, en tanto, que América del Sur “está preocupada de que no tengamos nuevas Venezuelas”.

Antes de su visita Bolsonaro había manifestado públicamente su apoyo a Macri y su deseo de que la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), del peronismo centroizquierdista, no vuelva al poder al considerar que la situación de Argentina empeoraría como la de Venezuela.

Fernández aspira a lograr la vicepresidencia en una fórmula en la que acompaña al precandidato presidencial Alberto Fernández, quien fue su jefe de gabinete.

En su declaración ante los periodistas, el gobernante brasileño señaló que los argentinos tienen “una gran responsabilidad” a la hora de elegir a su futuro gobernante.

La visita de Bolsonaro da continuidad a la que Macri hizo a Brasilia a principios de año para reunirse con el entonces flamante mandatario brasileño. Brasil es el principal socio comercial de Argentina.

Macri indicó que la visita de su colega brasileño ratifica el nivel de importancia que ambos países le asignan a su relación y señaló que en su encuentro ambos manifestaron su compromiso en la defensa de los derechos humanos y el combate al narcotráfico y la corrupción.

También destacaron la importancia de la integración energética y el desarrollo de las energías renovables, así como de la consecución de una mejor integración física.

Macri apostó porque el Mercosur, la unión aduanera que los dos países integran junto a Paraguay y Uruguay y cercana a cumplir 30 años, se renueve con una integración focalizada en cómo se relacionan sus socios y cómo se insertan en el desarrollo global.

Ambos mandatarios también señalaron que el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea está muy cerca de concretarse y que ese pacto permitirá activar los sectores industrial y agrícola.

Tras cinco meses de superávit comercial, Argentina registró en mayo su primer rojo en el año en la balanza con Brasil por 127 millones de dólares.

“Con el dato de mayo se confirma la tendencia que se venía observando en el mes previo, cuando apenas se obtuvo un virtual equilibrio. Sin embargo, el saldo contrasta con el déficit en igual mes del año anterior (446 millones de dólares)”, dijo la consultora argentina Abeceb.

Bolsonaro se reunirá con autoridades del Senado y la Cámara de Diputados y con jueces de la Corte Suprema de Justicia.

Su visita ha sido repudiada por organizaciones humanitarias, feministas e izquierdistas. Con las etiquetas #Fuera Bolsonaro y #Malvenido, activistas de distintos grupos civiles y políticos organizarán marchas en rechazo al mandatario brasileño al que tildan de “racista, misógino y homofóbico”.

Amnistía Internacional envió una carta a Macri para señalar una serie de “importantes preocupaciones en materia de derechos humanos” en el país vecino que, según la organización, deberían ser prioridad en las conversaciones.

También pidió a Bolsonaro que “adopte medidas firmes y decisivas para proteger y garantizar los derechos humanos en todo el país”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes