Candidatos guatemaltecos firman pacto de no violencia

Sandra Torres y Jimmy Morales que disputarán la presidencia del país en segunda vuelta el domingo próximo se comprometieron este miércoles a no agredirse en lo que resta de la campaña electoral.

En la sede del Tribunal Supremo Electoral, Morales y Torres acudieron a firmar un convenio donde se comprometieron a cumplir las normas electorales en los últimos días previos al balotaje.

El magistrado del tribunal Eduardo Gamalero dijo a AP que la intención de realizar este acuerdo es "recordarles a los candidatos y a los secretarios generales de los partidos políticos que deben cumplir lo que regula la Ley Electoral y de Partidos Políticos, y que hagan un llamado a sus bases para que no se agredan, no hagan campaña negra y que no acarreen a personas el día de las elecciones".

Durante la firma del acuerdo, Torres y Morales intercambiaron palabras de disculpas por las agresiones verbales en las últimas semanas en los diversos debates públicos que se han celebrado.

Torres había dicho de Morales que "era un patán y que es evidente que no respetaba a las mujeres", por un incidente en un debate ocurrido el lunes pasado.

Gamalero añadió que debido a la conflictividad ocasionada el pasado 6 de septiembre, en la primera vuelta electoral, y donde también se votó por diputados y alcaldes, se deberán repetir las elecciones en 11 municipios porque "se perdieron los votos y las actas de las votaciones por percances producidos por pobladores".

La conflictividad, según el funcionario, se manifestó por dos motivos, "por la oposición del resto de contrincantes que pierden las elecciones e incurren en este tipo de acciones, y los pobladores no contentos con el acarreo de votantes pues lo perciben como una trampa anticipada".

El magistrado electoral advirtió que las constantes lluvias que han caído sobre el territorio guatemalteco preocupan a las autoridades pero dijo que "nunca se ha detenido una elección por motivos climáticos y no sucedería esta vez".

Ante una encuesta publicada el miércoles en un periódico local donde sitúa a Morales con 67% sobre 32% de Torres, Morales dijo que "solo confirmaba lo que otras encuestas decían". Por su parte, Torres señaló que su voto "no aparece en las encuestas pues es un voto rural. Decían que no pasaría a segunda vuelta y aquí estoy".

Esta es la séptima elección democrática que se realiza el país desde que finalizaron las dictaduras militares y se creó una nueva constitución, en 1985. Para los comicios del domingo están habilitados 7,5 millones de electores.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes