Celebran misa en Nicaragua por la liberación de todos los "presos políticos"

La Iglesia Católica de Nicaragua celebró hoy una eucaristía para pedir por la liberación de todos los "presos políticos" por protestar contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega desde abril pasado.

La misa fue celebrada en la Catedral de Managua y la mayoría de los asistentes llegó vestido de azul y blanco, los colores de la bandera de Nicaragua, además con veladoras encendidas en sus manos, según constató Efe.

Asimismo, cargaron fotografías de los que consideran "presos políticos" por protestar contra el Gobierno de Ortega, entre ellas la madre del dirigente estudiantil, Edwin Carcache, uno de los símbolos de las manifestaciones antigubernamentales.

Carcache, quien enfrenta cargos por terrorismo y otros delitos, es el mismo líder estudiantil que el pasado 12 de octubre envió un mensaje entre señas de "Te amo Nicaragua" y "Fuerza", minutos antes de que se iniciara un juicio en su contra.

En una audiencia anterior, Carcache, junto a otros jóvenes, ingresaron a la sala de juicio rezando el Ave María en voz alta.

En esa ocasión el líder estudiantil aprovechó que lo filmaban y denunció que han violado sus derechos humanos, que no querían más abuso, que Nicaragua quiere paz verdadera, y a su vez envió "un besito" a su hija de 5 años que lo hizo llorar.

Al final de la misa de este domingo, ofrecida por el sacerdote Rodolfo López, decenas de personas desplegaron la bandera de Nicaragua, cantaron el himno nacional y gritaron consignas a favor de la liberación de los "presos políticos".

"Justicia", "Libertad", "Eran estudiantes, no eran delincuentes", "Nicaragua libre", "Viva la iglesia Católica", "Obispo, amigo, el pueblo está contigo", entre otras, eran las consignas que gritaron.

También gritaron consignas como "Viva Nicaragua libre", Justicia para Nicaragua", "Y de que se van, se van", y "El pueblo, unido, jamás será vencido".

Asimismo, oraron para pedir por la libertad de los "presos políticos".

Organismos humanitarios sostienen que la mayoría de jóvenes detenidos en el marco de las protestas antigubernamentales son inocentes y que forman parte de más de 300 personas que el Gobierno de Ortega mantiene como "presos políticos" por haber protestado en su contra.

Nicaragua vive una crisis social y política que ha generado protestas contra el Gobierno de Ortega y un saldo de entre 322 y 512 muertos, según organismos de Derechos Humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 199 los fallecidos.

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los Derechos Humanos.

Ortega ha negado las acusaciones y ha asegurado que se trata de un intento de "golpe de Estado".

Las manifestaciones contra Ortega comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de 11 años en el poder.  

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes