Crisis de secesión catalana afecta a todo el espectro

La crisis de secesión que afecta a Cataluña, una región en la esquina nororiental de España, se ha extendido a todo el espectro político del país europeo.

En dos ocasiones en menos de un año, los legisladores catalanes han representado el papel de asesinos del rey, con sus votos en el Parlamento nacional en Madrid dando el empujón decisivo para derrocar gobiernos consecutivos.

Esta semana, los separatistas catalanes se alinearon momentáneamente con sus némesis políticos al unirse a partidos de derechas de España para derrotar la propuesta presupuestaria del gobierno socialista, después de que fracasaron las conversaciones entre el gobierno y los separatistas sobre la posibilidad de un referendo sobre la secesión.

El fracaso de la propuesta presupuestaria nacional resultó en un llamado el viernes del presidente de gobierno, Pedro Sánchez, a una elección anticipada para el 28 de abril.

El último golpe a la estabilidad española llegó ocho meses después de que los mismos legisladores catalanes respaldaran a los socialistas en otra moción de censura para derrocar al entonces gobierno conservador del Partido Popular.

"Hemos hecho presidente a Pedro Sánchez como resultado de la moción de censura por exactamente los mismos motivos que tuvimos para mantener nuestra postura (contra) su propuesta presupuestaria", dijo Eduard Pujol, diputado de la legislatura regional de Cataluña. "No puedes gobernar España sin escuchar a Cataluña".

Las fuerzas separatistas exhibieron su fuerza el sábado cuando decenas de miles de personas marcharon en Barcelona para exigir un veredicto de inocencia para 12 de sus líderes, que están siendo enjuiciados en el Tribunal Supremo de España por su participación en el intento de secesión de 2017. La policía de Barcelona calculó que 200.00 personas participaron en la protesta.

Los manifestantes al frente de la marcha sostenían largos carteles que decían en catalán "la autodeterminación no es un delito".

Aunque los separatistas afirman que Cataluña tiene el derecho de la autodeterminación, el gobierno de España sostiene que cualquier voto por la independencia requeriría que el Parlamento nacional hiciera una reforma en la Constitución.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes