Denuncian nuevas torturas contra "presos políticos" en cárcel de Nicaragua

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos denunciaron este miércoles que varios manifestantes fueron puestos de cabeza y golpeados hasta sangrar en la cárcel "La Modelo", por miembro del Sistema Penitenciario de Nicaragua.

Al menos 5 reos fueron sacados de sus calabozos el pasado viernes 8 de marzo, atados de pies y manos, para ser introducidos en una "celda castigo", donde luego los colgaron de cabeza y los golpearon hasta que vomitaron sangre, según la denuncia.

Según el Comité, entre las víctimas estarían varios líderes manifestantes, entre ellos Yubrank Suazo, Chester Membreño, Jeffrey Isaac Jarquín, Francisco Sequeira y Frederych Castillo.

Los presos, encarcelados tras participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega, identificaron al jefe de la Galería 300, Roberto Guevara, y a los alguaciles Ignacio Matus y William Trujillo, entre los atacantes, indicó el Comité.

"Esta oficina está preparando denuncias ante el Ministerio Público, para iniciar procesos contra funcionarios que no han ejercido la función para la cual le pagamos con nuestros impuestos", dijo el abogado de la CPDH, Pablo Cuevas.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), al que el Gobierno quitó su personalidad jurídica en diciembre pasado, condenó los hechos, que calificó de "torturas", y agregó que estos "confirman el patrón de arbitrariedad, sigilo y violencia, que las autoridades del centro penitenciario han mantenido desde hace ya varios meses contra los presos políticos".

La CPDH afirmó que el Gobierno ocultó información sobre la paliza al nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag, quien se reunió con 16 manifestantes presos pocos días después, y ninguno de ellos estaba entre los agredidos.

De acuerdo con la CPDH, las víctimas estaban recluidas en prisión conocida como "El Infiernillo", la peor de Nicaragua, pero el nuncio aparentemente no tuvo acceso a conocer las condiciones en que se encuentran los manifestantes convictos.

Al menos 777 personas permanecen con algún tipo de régimen carcelario en Nicaragua tras participar en protestas antigubernamentales, según el Comité.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que Ortega reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

La CIDH ha insistido en que el Gobierno de Nicaragua ha cometido crímenes "de lesa humanidad", mientras que la aplicación de la Carta Democrática Interamericana (CDI) está en proceso en la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes