EE.UU. impone sanciones contra el canciller de Venezuela y una jueza

El Gobierno de EE.UU. impuso este viernes sanciones contra el canciller venezolano, Jorge Arreaza, y la jueza Carol Padilla, a la que acusa de estar involucrada en la detención en marzo pasado de Roberto Marrero, el jefe de despacho del líder opositor Juan Guaidó.

"EE.UU. no se mantendrá impasible mientras el régimen ilegítimo del (presidente venezolano Nicolás) Maduro despoja al pueblo venezolano de su riqueza, humanidad y derecho a la democracia", manifestó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, según un comunicado.

Como consecuencia de las sanciones, quedan congelados los activos que esas entidades o sujetos tenían en EE.UU. y, además, los estadounidenses tienen prohibido hacer transacciones financieras con ellos. 

Arreaza, canciller de Venezuela desde 2017 y yerno del difunto presidente Hugo Chávez (1999-2013), intervino en nombre del Movimiento de los No Alineados ante la Asamblea General de la ONU para conmemorar por primera vez el 24 de abril como el Día Internacional del Multilateralismo y la Diplomacia para la Paz.

Cuando Arreaza comenzó su intervención, los representantes de los países del Grupo de Lima y de varios europeos abandonaron la sala en señal de protesta.

El canciller también estuvo este jueves en la ONU y, por la tarde intervino en un encuentro con grupos de izquierdas de EE.UU. en las instalaciones de la organización "The People's Forum" en Nueva York; por lo que se desconoce si actualmente Arreaza continúa actualmente en territorio estadounidense.

Por otro lado, el Departamento del Tesoro de EE.UU. identificó a Carol Padilla como una jueza de Caracas de 47 años.

El 21 de marzo, el enviado especial de EE.UU. para Venezuela, Elliott Abrams, acusó a la magistrada de haber estado involucrada en la detención de Marrrero.

Marrero fue arrestado el pasado 21 de marzo por el Servicio de Inteligencia (Sebin) durante un registro a su vivienda y está acusado por el Gobierno de Nicolás Maduro de liderar una célula terrorista que planeaba realizar ataques selectivos para crear "caos".

Venezuela atraviesa una nueva etapa de crisis política desde que Maduro, en el poder desde 2013, volviera a tomar posesión de su cargo el 10 de enero fruto de unas elecciones celebradas en mayo de 2018 y cuestionadas por la oposición, así como parte de la comunidad internacional.

El 23 de enero, Guaidó invocó unos artículos de la Constitución para reclamar que, como jefe de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), podía declararse presidente interino de Venezuela.

EE.UU. fue el primer país en reconocer a Guaidó como presidente de Venezuela y, desde entonces, ha tomado varias medidas para presionar a Maduro, incluida la revocación de visados sanciones a la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), principal fuente de divisas para Caracas. 


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes