Francia lanza estudios para un nuevo portaaviones que sustituirá al actual

La ministra francesa de Defensa, Florence Parly, anunció hoy el inicio de los estudios para la construcción de un nuevo portaaviones, que sustituirá al único con el que cuenta en su flota, el Charles de Gaulle, y cuya vida útil está prevista que acabe alrededor de 2040.

Durante el salón Euronaval que se celebra en Le Bourget, a las afueras de París, Parly informó de esta fase de estudios, de 18 meses, a la que se dedicarán 40 millones de euros, con el fin de sentar las bases del sustituto del Charles de Gaulle.

El buque insignia de la marina francesa, en servicio desde 2001, "necesita un sustituto", insistió la ministra.

La fase de estudios determinará las características del futuro portaaviones y sentará las bases para su fabricación industrial.

El análisis de las amenazas a las que tendrá que hacer frente y las misiones que cumplirá determinarán elementos esenciales en la concepción del barco, desde su propulsión -nuclear como el Charles de Gaulle o clásica- hasta el tipo de aviones que podrá acoger.

El nuevo portaaviones tendrá que estar preparado para que aterricen los futuros aviones de combate Scaf, que Francia lanzó en cooperación con Alemania en 2017.

La ministra aseguró que, además, deberá adaptarse a acoger aviones de otros países europeos, para facilitar así la cooperación militar.

Indicó que se examinarán las nuevas tecnologías que hay en el mercado, como la "revolución" que suponen las catapultas electromagnéticas, que ya poseen los barcos estadounidenses, frente a las de vapor que usa el Charles de Gaulle.

"Convirtamos este portaaviones en una auténtica plataforma de avance de nuestra marina, estímulo para nuestra innovación", señaló Parly, que pidió "imaginación e ingenio".

Actualmente en fase de profunda renovación en el puerto militar de Tolón, en el Mediterráneo francés, el Charles de Gaulle estará de nuevo operativo el año próximo, con un lavado de cara que está previsto que le dé vida durante dos decenios suplementarios.

Se trata del único barco de este tipo con propulsión nuclear que no pertenece a la marina estadounidense.

Su sustituto, cuya entrada de funcionamiento no tiene fecha, deberá estar en hasta 2080. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes