Honduras registró 2,750 suicidios entre 2010 y junio de 2018

Al menos 2.750 personas se suicidaron en Honduras entre 2010 y junio de 2018, informó este sábado el Comisionado de los Derechos Humanos, Roberto Herrera.

El 77 % (2.117) de las personas que se suicidaron en el país en el periodo de referencia eran hombres y el 23 % (633) mujeres, indicó Herrera en un comunicado.

Agregó que entre las víctimas figuran estudiantes, amas de casa, guardias de seguridad, presos, abogados, comerciantes, empresarios, agricultores, policías e incluso militares.

"Es muy sensible e impactante esta situación que se está produciendo en cuanto a la auto privación de la vida, que demuestra que los niveles de estima personal están bajando drásticamente", enfatizó el defensor del pueblo hondureño.

Herrera dijo que la violencia y la crisis que vive el país está afectando a los hondureños, en especial a los jóvenes.

El método más utilizado entre 2010 y junio de 2018 para quitarse la vida fue el ahorcamiento, por el 45 % de los suicidas, por delante del segundo, el ingerir productos tóxicos, al que recurrió el 38 %, mientras que el 13 % optó por dispararse a sí mismos.

El 23,6 % de las personas que se quitó la vida en el período de referencia tenía entre 20 y 29 años, el segundo grupo era el de edades comprendidas entre los 15 y 24, el 10,9 %, mientras que el 9,8 % tenían más de 60 años, según el organismo.

Herrera destacó que muchos hondureños sufren problemas de salud mental asociado con la falta de oportunidades y las condiciones de pobreza que afecta a más del 60 % de los más de 9 millones de habitantes que tiene el país.

El tema de la salud mental es un problema muy delicado que se debe afrontar y darle también su relevancia en Honduras, enfatizó.

El 40 % de los casos de suicidios se registraron en los departamentos de Francisco Morazán y Cortés, en el centro y norte del país.

En opinión del Comisionado de los Derechos Humanos, es necesario "valorizar" la dignidad de la persona y crear condiciones de vida que contribuyan a que los hondureños puedan prosperar.

Además, les permita encontrar formas de vivir y progresar sin tanta violencia que afecta a Honduras, que registra una media de diez homicidios cada día, según cifras oficiales.

En Honduras es necesario que exista "una educación en derechos humanos" para que la persona aprenda a conocer "el valor de su propia personalidad, el desenvolvimiento que debe tener y el respeto que debe a la dignidad de los demás", enfatizó el defensor del pueblo hondureño. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes