LGTBI de Kenia esperan la despenalización de las relaciones homosexuales

La despenalización de los actos sexuales entre personas del mismo sexo puede ser una realidad en Kenia a partir de este viernes, cuando se espera la sentencia de un juicio histórico impulsado por la comunidad LGTBI de esta nación africana.

La Corte Superior de Nairobi se pronunciará este viernes sobre el recurso interpuesto por varias asociaciones LGTBI del país, que consideran inconstitucionales los artículos 162 y 165 del Código Penal, donde se establecen penas de hasta 14 años de prisión por "conocimiento carnal contra natura", un eufemismo con el que se sancionan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo en varios países africanos.

"Somos optimistas, con cautela", afirmó en declaraciones a Efe la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Gays y Lesbianas, quien confía en el buen trabajo de su equipo legal durante las audiencias anteriores donde explicaron "algunas de las ideas erróneas sobre la homosexualidad".

En abril de 2016, junto a la Coalición de Gays y Lesbianas de Kenia (GALCK) y la Red del Valle del Rift y de Kenia Occidental, presentaron ante la Justicia de Kenia un recurso que se enfrenta ahora a su fase final.

Al tratarse de un caso que afecta a la Constitución, serán tres magistrados y no uno los que anuncien el veredicto este viernes.

Ambas partes podrán recurrir ante el tribunal de apelaciones primero y después ante el Tribunal Supremo de Kenia si no están de acuerdo con la decisión de los jueces.

Según Téa Braun, la directora de Human Dignity Trust, una organización británica que ofrece apoyo legal a activistas LGTBI locales, "el resultado de este juicio resonará en el continente y en todo el mundo".

"Todos los tribunales de la Commonwealth (Mancomunidad británica de Naciones) mirarán atentamente lo que suceda en Kenia este viernes", explicó a Efe Braun.

En la actualidad, del total de 53 países que conforman esta asociación de ex colonias británicas, 37 criminalizan la homosexualidad.

Asimismo, las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo son un crimen en más de 70 países en todo el mundo, de los cuales casi la mitad se encuentran en África.

En el caso de Kenia, la ley que penaliza el sexo homosexual fue introducida durante el periodo colonial, hace más de un siglo, aunque el actual presidente, Uhuru Kenyatta, sigue defendiendo que los derechos de la comunidad LGTBI son un tema "sin relevancia" en el país.

En un país con una fuerte mayoría cristiana conservadora, diversas asociaciones religiosas -junto a la Fiscalía- se han personado en la causa contra el cambio en la ley.

Sin embargo, la directora de Human Dignity Trust se mostró optimista: "la Constitución keniana es muy progresista y reconoce un amplio abanico de derechos humanos; todo apunta en una buena dirección".

Entre las victorias alcanzadas por la comunidad LGTBI del país durante los últimos años, destaca la decisión del Tribunal de Apelaciones de Kenia que, en marzo de 2018, declaró ilegal la práctica de reconocimientos médicos anales para determinar si una persona es homosexual.

Hasta este fallo, Kenia era uno de los, al menos, ocho países donde se practicaban esos exámenes anales, junto a Camerún, Egipto, el Líbano, Túnez, Turkmenistán, Uganda y Zambia, según Human Rights Watch. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes