ONU: Irán cumple obligaciones bajo tratado nuclear de 2016

Irán sigue cumpliendo sus obligaciones bajo el tratado nuclear que firmó en 2015 con las grandes potencias, dijo el viernes la agencia de la ONU que vigila las armas nucleares. El tratado busca impedir que Teherán fabrique armas nucleares, a cambio de lo cual recibe incentivos económicos.

En un informe trimestral confidencial que se distribuye a los estados miembros y al que tuvo acceso The Associated Press, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo que Irán cumple con las limitaciones clave que le impone el tratado.

Estados Unidos denunció el tratado en mayo y presiona al resto de los firmantes para que hagan lo mismo.

Cada informe trimestral del OIEA desde que Washington se retiró del pacto ha informado que Irán cumple con las condiciones. Una alta fuente diplomática dijo que no se han observado cambios en el nivel de cooperación iraní desde el retiro de Estados Unidos.

"Se mantiene en el mismo nivel que antes", dijo el diplomático, que habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a hacer declaraciones sobre el informe.

La agencia con sede en Viena agregó en el informe más reciente que sus inspectores pueden acceder a todos los sitios e instalaciones que piden visitar en Irán.

"La cooperación oportuna y proactiva de Irán al permitir el acceso facilita la aplicación del Protocolo Adicional y aumenta la confianza", dijo el informe en alusión al documento que detalla las salvaguardas y herramientas para la verificación.

Los informes anteriores dicen lo mismo.

La agencia de la ONU destacó que los depósitos de agua pesada y uranio de bajo enriquecimiento se mantienen por debajo de los límites del pacto.

Los otros países firmantes _Alemania, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China, junto con la Unión Europea_ no han dado indicios hasta ahora de que denunciarán el pacto. En cambio, han tratado de brindar a Teherán los incentivos suficientes para mantenerlo con vida.

El mes pasado, Gran Bretaña, Francia y Alemania crearon un sistema de trueque llamado INSTEX para permitir que sus empresas evadan las transacciones financieras directas con Irán y eviten así cualquier posible sanción de Estados Unidos. El sistema de pagos será regentado desde Alemania como institución financiera, de acuerdo con el plan.

El plan ha enfurecido a Washington a pesar de que los europeos le han dado seguridades de que se limitará a medicamentos y bienes agrarios, entre otros productos no sujetos a las sanciones estadounidenses.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes