La ONU y Pyongyang ven la crisis norcoreana como asunto más tenso del mundo

El responsable de Asuntos Políticos de la ONU, Jeffrey Feltman, coincidió con autoridades de Corea del Norte en que la situación que atraviesa la península asiática es el "asunto de paz y seguridad más tenso y peligroso del mundo" durante su viaje diplomático al país.

En un comunicado remitido este sábado, Naciones Unidas dio cuenta de la "serie de reuniones" que Feltman mantuvo con el titular de Asuntos Exteriores, Ri Yong Ho, y su viceministro, Pak Myong Guk, durante la visita que realizó desde el martes hasta el viernes para analizar temas de interés mutuo.

"Intercambiaron puntos de vista sobre la península coreana y estuvieron de acuerdo en que la situación actual es el asunto de paz y seguridad más tenso y peligroso que hay hoy en el mundo", señala el documento sobre los encuentros, de los que no se habían ofrecido detalles.

Feltman enfatizó la necesidad de que el régimen de Pyongyang aplique las resoluciones que el Consejo de Seguridad ha aprobado sobre la crisis norcoreana e insistió en que "solo puede haber una solución diplomática" como resultado de un proceso de "diálogo sincero" donde "el tiempo es vital", desgrana el comunicado.

Tras urgir a las autoridades del aislado país asiático a "evitar errores de cálculo" y a "abrir canales para reducir los riesgos de conflicto", el diplomático estadounidense subrayó que la comunidad internacional está "alarmada por las crecientes tensiones" y comprometida a lograr esa solución "pacífica" en la península.

Por otra parte, la ONU informó de que su responsable de Asuntos Políticos también se reunió con el personal que la organización tiene allí y con miembros del cuerpo diplomático.

Hizo visitas a lugares donde la ONU lleva a cabo proyectos, entre ellos una fábrica alimentaria para niños, un instituto dedicado al cáncer de mama o un hospital pediátrico, y conoció el "trabajo de campo" que salva vidas humanas y los retos de contratación y financiación de la organización internacional.

La visita de Feltman se produjo tras la última prueba balística de Pyongyang, el martes, en la que el misil alcanzó una altura mayor que en cualquiera de los ensayos anteriores.

La ONU señaló que el viaje respondía a una invitación pendiente desde hace "largo tiempo" para mantener un "diálogo político" entre las autoridades de Pyongyang y Naciones Unidas.

Se trata del primer viaje a Corea del Norte que realiza un responsable político de Naciones Unidas en más de siete años; el último en visitar el país fue el antecesor de Feltman, Lynn Pascoe, en febrero de 2010. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes