Parlamento de Cuba prepara nueva constitución para someter a referendo

Con cambios estratégicos, pero "sin retrocesos", el Parlamento cubano da este sábado los toques finales al proyecto de nueva Constitución, que será sometido a referendo el 24 de febrero.

"Esta Constitución es una expresión genuina del carácter democrático y participativo de nuestro pueblo porque nace de él, recoge sus sentimientos", dijo el secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta, al destacar el trabajo de consenso realizado por la comisión de redacción que coordina.

Cerca de 600 diputados estarán presentes en el plenario, con la presencia del presidente Miguel Díaz-Canel y de Raúl Castro, primer secretario del gobernante Partido Comunista (PCC, único), para dar los toques finales al proyecto y luego aprobarlo a mano alzada.

En una maratónica jornada el viernes en la tarde, los parlamentarios recibieron una explicación de los cambios introducidos al texto original, tras un proceso de discusión popular que se extendió del 13 de agosto al 15 de noviembre.

El nuevo texto reconoce al "comunismo" como meta de la sociedad cubana, y al PCC como "fuerza política" dirigente, que "orienta los esfuerzos comunes en la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista".

También reconoce al mercado como elemento dinamizador de la economía, y a la propiedad privada y la inversión extranjera, aunque como elementos complementarios para el desarrollo del país.

El cuanto al matrimonio homosexual, al que el proyecto original abría el camino a la legalización y que fue ampliamente rechazado durante las discusiones populares, según el Parlamento, la comisión de redacción encontró una fórmula salomónica.

Así, deja fuera del borrador el concepto de matrimonio como "unión entre dos personas" que iba a reemplazar el vigente en la Carta Magna de 1976, "unión entre un hombre y una mujer".

Ahora reformulado en el artículo 82 (antes era el 68), el texto reconoce el matrimonio "como una institución social y jurídica", dejando en manos del Código de Familia los demás detalles, que además deberán someterse a referendo en un máximo de dos años.

En un población de 11,2 millones de habitantes, más de ocho millones de cubanos mayores de 16 años están convocados para el referendo constitucional el 24 febrero.

Mientras el gobierno busca un texto consensuado que diseñe el modelo económico-social que prevé el PCC, la oposición comenzó a llamar al rechazo.

"El texto final, según lo hasta ahora publicado por la prensa oficial, es inadmisible para toda persona honrada. El proyecto de nueva Constitución niega derechos elementales, restringe libertades básicas", dijo la disidente Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en un llamamiento al NO.

"Un masivo y rotundo NO es la opción más efectiva para hacer fracasar este nuevo plan", agregó en un texto enviado a la AFP.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes