Presidente de Kirguistán regala a Putin un perro y un caballo

El presidente de Kirguistán, Sooronbay Jeenbekov, regaló hoy a su homólogo ruso, Vladímir Putin, un caballo de la raza rusa trotador de Orlov y un cachorro de un lebrel kirguiso, conocido también como taigan.

Putin se encuentra de visita oficial en Biskek, capital kirguisa, durante la cual se reunió con Jeenbekov.

El mandatario ruso es conocido por su especial amor a los perros, y este cachorro, apodado Shere Khan -el tigre que perseguía a Mowgli en El libro de la selva de Rudyard Kipling-, se convierte en su cuarta mascota.

Los lebreles taigan son una raza cultivada para la caza desde hace más de 12.000 años, según comentó a RIA Novosti el director de la Asociación rusa de Cinología, Elektron Deméntiev.

"Los taigan son perros muy inteligentes, como todos los de caza, son de buen trato con otros animales, capaces de sobrevivir por si mismos dedicándose a la cacería de roedores que atrapan en la estepa, y solo en invierno los cazadores les dan un poco de comida", abundó el experto.

Pese a ser un cazador nato, es una animal que jamás agrede a su dueño y a los familiares, declaró Deméntiev.

Por su parte, la raza del caballo de Orlov destaca por su peculiar trote y su gran resistencia.

A principios de marzo el propio Putin regaló un caballo de esta raza al batallón de caballería de la Policía de Moscú, durante una visita en la que aprovechó para cabalgar un rato ante la atenta mirada de la prensa.

El presidente ruso es conocido por su afición a la práctica de diversos deportes, que van desde el judo hasta el hockey, a lo que se suma su gusto por el trato con los animales, ya sean domésticos o salvajes, y es un activo protector de especies en peligro de extinción como tigres y leopardos siberianos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes