Régimen sirio denuncia un aumento de ataques por mayor apoyo a "terroristas"

El Gobierno sirio ha afirmado que el aumento del apoyo de algunos países a los terroristas en Siria ha incrementado "los ataques contra civiles inocentes", en dos cartas dirigidas a la ONU, informó hoy la agencia de noticias oficial Sana.

"La política metódica de los grupos terroristas en Siria de tener como blanco a civiles no se hubiera exacerbado si no fuera por el inmenso apoyo financiero, militar, logístico y político de países regionales e internacionales", asegura el Ministerio sirio de Exteriores en las misivas.

En su opinión, dicho respaldo ha permitido a los "terroristas" saltarse las restricciones morales y la ley, y asentar su convicción de que escaparán de la justicia por el doble rasero que algunos estados aplican con los compromisos en la lucha antiterrorista.

El ministerio denunció que el "terrorismo" que sufre Siria ha traspasado límites con ataques a barrios populares, escuelas, hospitales y templos con proyectiles, coches bomba y explosivos "indiscriminados", "que se han cobrado las vidas de cientos de civiles, la mayoría mujeres y menores".

Aseguró que los atentados son perpetrados por seguidores de la ideología wahabista y "takfiri" (islamistas radicales), que pretenden, junto a quienes les respaldan, devolver a la sociedad siria a "la oscura era preislámica".

En las cartas, el ministerio recordó los ataques de los últimos días en Damasco y Homs (centro).

El martes, al menos 14 personas fallecieron y 86 resultaron heridas por el impacto de varios proyectiles de mortero en un centro educativo de la capital, según el recuento de las autoridades.

Ese mismo día, en un barrio de mayoría alauí, secta a la que pertenece el presidente Bachar al Asad, de Homs al menos 55 personas fallecieron y 111 resultaron heridas, de acuerdo a cifras oficiales, en un doble atentado perpetrado con dos coches bombas.

Activistas elevaron el número de muertos en ese ataque a un centenar.

El Ministerio sirio de Exteriores agregó que en la ciudad de Alepo, la mayor del norte del país, "grupos terroristas" atacaron con proyectiles y francotiradores varios distritos y dejaron decenas de víctimas entre los ciudadanos que hacían cola para comprar el pan, coincidiendo con una visita de una delegación de la ONU.

"Es desagradable que esos grupos armados no hayan dejado de atacar Alepo con armas letales proporcionadas por países como Catar, Arabia Saudí, Turquía, Francia y EEUU, y que hayan usado deliberadamente cohetes caseros para ocasionar el mayor número de destrozos y víctimas", subrayó.

En las últimas dos semanas, los activistas han denunciado por su parte una escalada de los bombardeos de aviones gubernamentales en Alepo, que han ocasionado más de un centenar de fallecidos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes