Rusia y Japón se acusan de robustecer sus fuerzas militares

Rusia y Japón se acusaron mutuamente el jueves de robustecer sus fuerzas militares, mientras sus ministros de Exteriores y Defensa se reunieron en Tokio para negociaciones que no lograron resolver una disputa sobre unas islas en el Pacífico.

El ministro ruso de Exteriores Serguei Lavrov dijo en una conferencia conjunta que Rusia estaba preocupado sobre el plan de Japón para construir en tierra dos sistemas de defensa con misiles Aegis Ashore, diciendo que esto representa una "posible amenaza para Rusia".

El sistema Aegis Ashore, que se planea desarrollar en Akita, en la costa norte de Japón, y en Yamaguchi, en el sureste del país, son parte del sistema de defensa antimisiles que Japón está expandiendo rápidamente para aumentar su capacidad para contrarrestar posibles amenazas de parte de Corea del Norte y China. Conforme a regulaciones aprobadas en diciembre, el gobierno del primer ministro Shinzo Abe planea aumentar la compra de un costoso equipo militar estadounidense, que incluye aviones caza F-35 y misiles cruceros.

A su vez, el ministro japonés de Exteriores, Taro Kono, acusó a Moscú de robustecer sus fuerzas militares en islas controladas por Rusia que ambos países reclaman.

La disputa por las islas, que Rusia llama las Kuril del Sur y Japón denomina Territorios Norteños, ha evitado que ambos países firmen formalmente un acuerdo de paz para poner fin a las hostilidades que comenzaron en la Segunda Guerra Mundial.

"La postura legal de nuestro país no acepta los simulacros con misiles, el despliegue de aviones caza, ni el aumento de la presencia militar en los Territorios Norteños", dijo Kono.


El ministro japonés de Defensa, Takeshi Iwaya, dijo a su contraparte rusa, Serguei Shoigu, y Lavrov que los interceptores Aegis Ashore son "solamente para propósitos de defensa y jamás para ser usados como amenaza hacia Rusia ni otros países".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes