Separatistas catalanes tumban al candidato de Sánchez para el Senado

Los partidos separatistas catalanes tumbaron este jueves la posibilidad de colocar como presidente del Senado a un catalán cercano al presidente del gobierno en funciones Pedro Sánchez impidiendo su nombramiento como senador en una votación en el Parlamento catalán.

Reunida en pleno este jueves, la cámara de esta región del noreste de España rechazó con 65 votos en contra, 25 a favor y 39 abstenciones el nombramiento de Miquel Iceta, líder socialista en Cataluña, como senador.

Así frustraron los planes de Sánchez de convertir a uno de sus principales consejeros en su política de apaciguamiento en la región en el primer catalán que presidiría la Cámara Alta en la historia reciente de España.

Este veto supone el primer varapalo a Pedro Sánchez tras las elecciones legislativas del 28 de abril, en las que los socialistas se erigieron en primera fuerza en el Congreso y obtuvieron la mayoría absoluta en el Senado.

El revés puede tener consecuencias de cara a la formación de gobierno: los socialistas, con 123 diputados de 350 en el Congreso, necesitan apoyos externos y entre sus posibles aliados figuraban los independentistas catalanes.

"Va a ser la historia de una torpeza inmensa", advirtió rápidamente la vicepresidenta del gobierno español Carmen Calvo.

Iceta se había distinguido por su defensa de una España federal, de una salida dialogada al conflicto e incluso de un posible indulto a los separatistas enjuiciados por el intento de secesión de octubre de 2017.

Su propuesta para presidir el Senado, la cámara que había suspendido el autogobierno catalán después de la fallida proclamación de una república catalana, no fue bien recibida por los independentistas. Criticaron no haber sido consultados previamente y reprocharon a Iceta su escasa sensibilidad con los líderes presos, culpándolo incluso de su encarcelamiento aunque esta fuera una decisión judicial en Madrid.

El miércoles anunciaron su veto, una medida inédita en los parlamentos regionales de España que siempre habían permitido a cada grupo escoger libremente sus representantes en el Senado.

"Ustedes están muy acostumbrados a que Madrid manda y Cataluña obedece", les recriminó en el debate de este jueves Albert Batet, portavoz de Junts per Catalunya, la formación del expresidente regional Carles Puigdemont.

Los socialistas deben encontrar una solución antes del próximo martes, cuando se constituirán el Congreso y el Senado, y se escogerán sus órganos de gobierno.

Después será el momento de negociar la investidura de Sánchez aunque difícilmente será antes de las elecciones municipales, regionales y europeas del 26 de mayo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes