Socialistas españoles piden recapacitar para facilitar investidura de Sánchez

Los socialistas españoles, ganadores de las elecciones del 28 de abril, pidieron este lunes a los partidos políticos con mayor representación parlamentaria que recapaciten y permitan la investidura de Pedo Sánchez como presidente del Gobierno de España para evitar unas nuevas elecciones, en medio de las divisiones internas generadas en el seno de las formaciones por este asunto.

El secretario de Organización del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José Luís Ábalos, instó hoy a Ciudadanos (C's liberales) a que "escuche a su partido y se abstenga" en la investidura de Sánchez después de la salida del partido de dos de sus dirigentes al no estar de acuerdo con la política de pactos que está llevando a cabo la formación liderada por Albert Rivera.

Casi dos meses después de las elecciones parlamentarias que dieron el triunfo al socialista Pedro Sánchez todavía no hay una fecha definida para el debate de investidura y los posibles pactos para hacerlo presidente siguen acaparando el día a día en España.

El líder socialista cuenta con el apoyo de la formación de izquierdas Unidas Podemos (UP), aunque las negociaciones para cerrar un gobierno de izquierdas pasan por las aspiraciones de su líder, Pablo Iglesias, de ocupar cargos de primera línea, como los ministeriales, algo a los que Sánchez no está dispuesto a claudicar.

Con el reto de volver a tener que pactar con partidos independentistas como EH Bildu (nacionalistas radicales vascos) o ERC (independentistas radicales de izquierdas), lo que supondría acceder a un gobierno inestable para los próximos cuatro años, el presidente del Gobierno en funciones persiste en recordar a las formaciones constitucionalistas que la mejor solución para un Ejecutivo estable sería su abstención.

En ese escenario, Sánchez se reunió hoy con el líder del conservador Partido Popular (PP), Pablo casado.

En ese encuentro, según confirmaron a EFE fuentes conocedoras del encuentro, Casado insistió en que su partido no va a facilitar la investidura con una abstención.

En las últimas semanas Sánchez ha insistido en apelar a la responsabilidad de PP y de Ciudadanos para que con su abstención faciliten la investidura y la gobernabilidad, aunque en todo momento ha recibido por respuesta la negativa tanto del partido de Casado como del de Rivera.

Tras la salida hoy del partido de dos diputados de Ciudadanos, Ábalos pidió hoy a Rivera, que "salga de su laberinto" y de la "huida hacia adelante" o que deje de subir "el monte más escarpado a su derecha", porque "no es bueno para nadie y menos para ellos".

En los comicios de abril, los socialistas lograron 123 de los 350 diputados del Congreso español, así que Sánchez necesita el apoyo de otras fuerzas parlamentarias -como UP- para poder renovar como presidente del Gobierno, puesto que ocupa desde el 1 de junio de 2018, cuando ganó una moción de censura al conservador Mariano Rajoy.

Hasta ahora, los socialistas habían insistido en la intención de gobernar en solitario, mientras que UP (42 diputados) había reclamado insistentemente un Gobierno de coalición.

Desde las elecciones de abril, Sánchez se ha entrevistado con el Rivera (57 diputados), y con Casado (65). Hasta el momento ambos han reiterado su intención de votar en contra de su investidura.

En las últimas horas, la dirección del PSOE subrayó que Sánchez ya se ha movido de su posición inicial de gobernar en solitario, con su oferta del gobierno de cooperación a Unidas Podemos, y ha sostenido que ahora le toca a Iglesias hacer lo mismo y renunciar a su aspiración de gobernar en coalición.

Los socialistas mantienen también su petición al PP y Cs de que se abstengan en la investidura de Sánchez por responsabilidad con España, aunque en este momento todo apunta a que sería más probable que la sacaran adelante con la abstención de ERC y Bildu y apoyo de Unidas Podemos, los nacionalistas vascos del PNV, y otros partidos regionales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes