Sudáfrica completa el escrutinio y el CNA gana con el 57,5 % de los votos

Sudáfrica completó este sábado el recuento de votos de las elecciones del 8 de mayo y confirmó la victoria del Congreso Nacional Africano (CNA) y del actual presidente, Cyril Ramaphosa, con el 57,50 % de apoyo.

El antiguo movimiento de liberación bajo el que militó Nelson Mandela nunca había quedado por debajo del 62 % en unos comicios generales, por lo que registró sus peores resultados desde la llegada de la democracia en 1994, según la información ofrecida por la Comisión Electoral Independiente (IEC) sudafricana con el 100 % de los distritos escrutados.

El organismo electoral tiene previsto dejar en firme todos los datos esta misma tarde, con el cierre de todas las posibles reclamaciones y la proclamación oficial de los resultados.

Respecto a la oposición, la liberal Alianza Democrática (AD, de centro) se consolida como el segundo partido más importante del país, bajo el liderazgo de Mmusi Maimane, con un 20,77 % de los votos.

Ese partido, tradicionalmente asociado al voto de la minoría blanca aunque en estos comicios aspiraba a incluir a las clases medias urbanas negras, baja ligeramente respecto a sus datos de las generales de 2014.

Los principales beneficiados de la fuga de votos del CNA son los Luchadores por la Libertad Económica (EFF, por sus siglas en inglés), un grupo de extrema izquierda liderado por el populista Julius Malema, antiguo líder de las juventudes del CNA que fue expulsado.

EFF se asienta como tercera fuerza del país con un 10,79 % de los votos, pese a que la formación nació apenas seis años.

La participación fue del 65,99 %, la peor de unos comicios generales desde el fin del sistema segregacionista del "apartheid".

El descontento con los escándalos de corrupción del CNA, los graves problemas socioeconómicos -como la extrema desigualdad heredada del sistema segregacionista del "apartheid" o el elevado desempleo (27 %)- han pasado factura al CNA.

Pese a todo, Ramaphosa consiguió levantar la deteriorada imagen del antiguo movimiento de liberación ya que, antes de que su predecesor en el cargo, Jacob Zuma (2009-2018), fuera forzado a dimitir por sus escándalos de corrupción, el apoyo del partido había caído a mínimos y peligraba su continuidad sin necesidad de alianzas.

Con el 57 % de los votos, el CNA mantendrá la mayoría de los asientos en la Asamblea Nacional (Cámara baja), que en los próximos días deberá designar al nuevo presidente.

La campaña hasta los comicios fue pacífica, así como la jornada de votación.

El jueves, no obstante, varios partidos de la oposición trasladaron dudas a la comisión electoral sobre posible voto múltiple en algunas regiones.

La IEC investigó las quejas y se detuvo a unas 20 personas por intentar votar más de una vez.

La comisión también comunicó que no frenarán la proclamación de los resultados por las reclamaciones de una treintena de partidos que apenas suman representación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes