"No me importa": la chaqueta de Melania Trump al ir a la frontera con México

Melania Trump realizó una sorpresiva visita a un albergue de niños inmigrantes en la frontera entre Estados Unidos y México, pero fue su vestuario lo que dejó a muchos boquiabiertos: una chaqueta con el mensaje: "Realmente no me importa, ¿a ti?"

En medio de la fuerte polémica por la política migratoria de su esposo, el presidente Donald Trump, las imágenes de la primera dama luciendo la chaqueta color verde oliva con letras blancas en la espalda al abordar un vuelo a Texas no tardaron en hacerse virales en las redes sociales.

Consultada por esta prenda, que aparentemente se vende por 39 dólares en Zara, según el Daily Mail, que vio por primera vez la extraña elección de atuendo, la portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham, dijo que "no había un mensaje oculto".

"Es una chaqueta", afirmó. "Después de la importante visita de hoy a Texas, espero que los medios no elijan centrarse en su vestuario".

"#SheCares (A ella le importa) #ItsJustAJacket (Es solo una chaqueta)", tuiteó Grisham más tarde, mientras crecía la especulación.

Para cuando llegó a la ciudad de McAllen, Texas, la primera dama se había cambiado la polémica prenda por una chaqueta color crema estilo safari.

El viaje inesperado de Melania Trump a un albergue juvenil para inmigrantes y a un centro de la patrulla fronteriza se produjo un día después de que su marido tomara repentinamente la decisión de terminar con la práctica de separar familias inmigrantes, que ha dejado a más de 2.300 menores separados de sus padres o tutores desde principios de mayo.

Imágenes y grabaciones de niños angustiados recluidos en recintos similares a jaulas han desatado indignación nacional e internacional.

La primera dama dijo el domingo que detestaba ver a los niños separados de sus padres indocumentados, y llamó a un acuerdo bipartidista para reformar las leyes migratorias.

La separación de los menores es resultado de la política de "cero tolerancia" de la administración Trump contra cualquiera que cruce la frontera de manera ilegal, en vigor desde mayo.

No es la primera vez que Melania Trump genera controversia por su atuendo: el año pasado eligió acompañar a su marido a observar la devastación causada por el huracán Harvey en el sur del país con unos altos tacones de aguja que fueron ampliamente comentados en las redes. Al iniciar la visita, se cambió por calzado más confortable.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes