Aunque corearon "sí se puede", policía frustra marcha LGBT en Cuba

Ya habían caminado 400 metros con banderas cubanas y del arcoiris, cuando la policía llegó a interrumpir su marcha. Al grito de "sí se puede", más de un centenar de activistas reclamó en La Habana por los derechos de los homosexuales, aclarando que no tenían motivación política.

En una convocatoria inédita en Cuba, vía redes sociales, los manifestantes se agruparon en el Parque Central, frente al Capitolio, y recorrieron el Paseo del Prado bajo la mirada sorprendida de los transeúntes, acostumbrados a manifestaciones oficiales.

Con consignas como "Cuba diversa", "Lo más grande, Cuba", los activistas LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) mostraron su desacuerdo con la suspensión este año de la parada oficial o "Conga" contra la Homofobia, que por más de una década se ha realizado en la isla.

La "Conga" solía abrir la Jornada Contra la Homofobia y la Transfobia, una serie de seminarios que igual se llevan a cabo este año y que organiza el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) bajo la tutela del Ministerio de Salud.

Un fuerte dispositivo policial observó la manifestación con recelo, hasta que llegaron a la intersección con el Malecón, la avenida que se extiende a lo largo de la costa.

Agentes pidieron a los manifestantes que "por favor" se detuvieran y que concluyeran su caminata, que no estaba autorizada. Al menos tres manifestantes, que increparon a los agentes policiales, fueron detenidos, constató un equipo de la AFP en el lugar.

"No me parece justa (la interrupción de la marcha) para nada, porque no estamos haciendo nada malo", dijo a la AFP Laydel Alfonso, de 31 años, trabajador de un restaurante privado, quien llevaba un antifaz plateado y enarbolaba la bandera del arcoiris.

Tras la interrupción, varios participantes se sentaron en el suelo del paseo central de la calle en actitud de protesta pasiva durante unos minutos, hasta que se marcharon frustrados.

El estatal Cenenex es liderado por la diputada Mariela Castro, hija del expresidente Raúl Castro, actual primer secretario del gobernante Partido Comunista (PCC, único).

La entidad justificó la suspensión de la marcha oficial en "las nuevas tensiones en el contexto internacional y regional" que afectan a Cuba, sin especificar a qué se refería, aunque pidió cerrar filas en torno a las convocatorias oficiales.

"A raíz de eso (la suspensión), parte de la comunidad decidimos reunirnos, pero con el afán de demostrar paz y unión, para nada tiene otro objetivo (...) solo es para reunirnos y demostrarnos a nosotros mismos, al mundo y a Cuba una vez más de que otro año sí se hizo la Conga y se va a seguir haciendo", dijo Alfonso.

La nueva Constitución cubana aprobada este año condena la discriminación por cualquier motivo, incluyendo género y preferencia sexual.

Aunque quedó fuera una propuesta para definir el matrimonio como la "unión entre dos personas", y dejó esas precisiones para el nuevo Código de Familia que debe aprobarse antes de dos años.

"Producto de la Constitución supuestamente se iba a dar un paso adelante (...) eso no se logró, entonces ahora de pronto pasa esto, quieren quitar este espacio, me parece que no lo podemos permitir, me parece injusto", dijo a la AFP la cantante Haydeé Milanés, quien concurrió a la marcha con su esposo.

Los homosexuales fueron marginados en Cuba durante las primeras décadas de la revolución de 1959, incluso recluidos en campamentos de trabajo, lo que provocó la emigración de muchos

Pero en los últimos 15 años, la labor paciente del Cenesex ha contribuido a abrir espacios en la lucha contra la discriminación.

"Estamos aquí porque creemos que era un buen momento para apoyar la comunidad (...), me parece injusto (la suspensión de la Conga), creo que era un espacio que ya habíamos ganado", consideró Idania del Río, una exitosa emprendedora privada, con su marca "Clandestina".

Un tornado que destruyó barrios de la Habana en enero pasado generó acciones independientes de ayuda y solidaridad, aunadas en las redes sociales, rompiendo el monopolio oficial en esos casos, vigente durante 60 años.

La marcha alternativa fue convocada de igual forma, vía redes, bajo el lema "Marchamos por nuestros sueños, por la diversidad, por una Cuba diversa".

"Tienen que entender que el país está cambiando, que la sociedad civil se está organizado, y que estas cosas van a suceder, que son normales en el resto del mundo moderno", dijo a la AFP Norges Rodríguez, director del portal digital de tecnología Yucabyte.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes