El primer ministro malasio exige pruebas de que Rusia derribó el vuelo MH17

El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, ha pedido pruebas de que el Ejército ruso fuera el responsable del derribo en Ucrania del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, en el que murieron 298 personas el 17 de julio de 2014.

"Están acusando a Rusia, pero ¿dónde están las pruebas?", dijo el mandatario en Tokio en unas declaraciones recogidas hoy por el diario malasio "The Star".

Mahathir afirmó que Malasia acepta que el avión fue derribado por un misil de fabricación rusa, pero no que fueran soldados rusos quien lo dispararon.

El primer ministro malasio criticó también que las autoridades de su país no tuvieran acceso a la caja negra del avión y aseveró que el informe sobre la tragedia "no es neutral" porque, en su opinión, fue diseñado para culpar a Rusia.

El Equipo Conjunto de Investigación (JIT, siglas en inglés), formado después del desastre, reveló el año pasado en un informe que el sistema de misiles aéreos que derribó el avión malasio pertenecía a una unidad militar rusa, que lo trasladó desde Kursk (Rusia) hasta un territorio controlado por separatistas prorrusos en Donetsk (Ucrania) un mes antes del ataque.

Tras la publicación del informe, el Gobierno holandés y el australiano responsabilizaron formalmente a Rusia de "participar" en el derribo del MH17.

Sin embargo, el Ministerio de Defensa ruso respondió que el cohete que derribó el avión malasio fue lanzado desde territorio controlado por los militares ucranianos, y acusó a los investigadores de despreciar los testimonios de los testigos presenciales del siniestro.

Un total de 298 pasajeros y tripulantes, entre ellos 196 holandeses, viajaban en el vuelo de Malaysia Airlines entre Amsterdam y Kuala Lumpur cuando fue derribado desde una zona del este de Ucrania.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes