Indígenas panameños denuncian al Gobierno por retrasos en titulación tierras

Las autoridades del pueblo Bri-Bri, una de las siete etnias indígenas que existen en Panamá, querellaron este jueves contra una institución pública por retrasos y supuestas irregularidades en la titulación colectiva de tierras.

La denuncia se interpuso en concreto contra el jefe de la Autoridad Nacional de Tierras (Anati), Rodolfo Noirán, a quien el pueblo originario acusa de los delitos de abuso de autoridad y corrupción.

"Estamos pidiendo a la Fiscalía que investigue las irregularidades del administrador, que prácticamente ha archivado todas las peticiones del pueblo Bri-Bri para conseguir títulos de propiedad colectiva", explicó el abogado de los indígenas, Héctor Huertas.

El funcionario, sin embargo, sí está aprobando "planos y otras solicitudes" de personas ajenas a la etnia, lo que abre las puertas a que "colonos y empresarios" puedan quedarse con esas tierras y "privar al pueblo Bri-Bri de su derecho a la tierra y a la protección de su cultura", aseguró el letrado.

El pueblo originario ha solicitado el reconocimiento de la propiedad colectiva de 40.000 hectáreas en virtud de la Ley 72 de 23 de diciembre de 2018, que establece la hoja de ruta para el registro de tierras indígenas.

La gestión comunitaria es la manera en que los indígenas han administrado tradicionalmente sus recursos naturales.

En Panamá existen cerca de 400.000 indígenas, que representan alrededor del 11 % de la población total y que se agrupan en 7 etnias principales: Emberá, Wounaan, Guna, Ngäbe, Buglé, Naso y Bri-Bri.

El líder de los bri-bri, Joaquín González, aseguró por su parte que en los próximos días solicitarán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) protección y medidas cautelares a favor del pueblo indígena.

"Tenemos el derecho a nuestras tierras colectivas y, ante la falta de apoyo de nuestras autoridades de gobierno, haremos nuestro reclamo a nivel internacional", apuntó.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida