Telemetro Telemetro Logo

Saoirse Ronan se llevará a su madre de fiesta tras los Óscar

Además del orgullo de poder acudir en calidad de nominada a la ceremonia de entrega de los premios Óscar que tendrá lugar el próximo cuatro de marzo en Los Ángeles, la actriz Saoirse Ronan, protagonista de la aclamada 'Lady Bird', está especialmente emocionada ante la gran noche del cine hollywoodiense por la oportunidad que tendrá, por primera vez en su vida, de sacar el máximo partido a alguna de las muchas fiestas posteriores a la gala que se celebrarán en la ciudad.

Y es que aunque la intérprete irlandesa ha estado presente ya en dos de estas exclusivas galas -la primera en 2008 cuando recibió una candidatura en la categoría de mejor actriz de reparto por 'Expiación' y la segunda en 2016, al ser nominada por su papel protagonista en 'Brooklyn'-, en ninguna de esas ocasiones pudo quedarse más tiempo del necesario en Los Ángeles y, menos aún, salir a tomar unas cócteles con lo más granado de la industria.

"Técnicamente, esta será la segunda vez que pueda ir a alguna de las fiestas de después de la ceremonia, porque evidentemente cuando era pequeña [en 2008] no se me estaba permitido. Pero lo cierto es que tampoco pude ir a ninguna la última vez [2016] porque tenía que tomar un vuelo a las cuatro de la mañana del día siguiente para ir a Nueva York", ha explicado la artista de 23 años al diario Metro, antes de revelar la identidad de la persona que, esta vez sí, disfrutará con ella de una intensa velada una vez transcurrida la ceremonia.

"En esta ocasión me llevo a mi madre conmigo y creo que ella está más entusiasmada que yo al respecto. No para de repetir: '¡Vamos a bailar, nos lo vamos a pasar genial!'. Además hemos reservado una estancia en un spa para todo el día siguiente, estoy deseando que llegue el momento", ha añadido.

No debería resultar sorprendente que Saoirse haya elegido a su progenitora como acompañante de cara a uno de los momentos más importantes del año, teniendo en cuenta la estrecha relación que les une y, especialmente, el papel fundamental que ha jugado su madre a la hora de ayudarle a cultivar su carrera interpretativa.

"Mi madre y yo tenemos un vínculo muy fuerte, tanto que hasta a nosotras mismas nos asombra. Nos decimos que somos muy afortunadas de tenerlos la una a la otra. Desde que era pequeña he trabajado en producciones con gente mucho mayor que yo. Pero gracias a mis padres, sobre todo a mi madre, siempre he tenido un concepto de mí misma y de mi identidad muy claro, al margen de las dudas que pudiera tener sobre el camino a seguir", ha reflexionado.