Cómo tener el closet ordenado y no morir en el intento

Tener el ropero ordenado puede ser una de las hazañas más díficiles que tenemos a lo largo de  nuestra vida. Para los que no nacemos con el don de la organización nos cuesta un mundo, pero te aseguro que no es imposible.

Me imagino que en tu closet echas todo lo que deseas guardar y más nunca ver, un chéchere más y te caerán encima todo lo que tiras sin cuidado. La primera regla es vaciarlo, quita todo, que quede totalmente vacio.

Al vaciarlo, empieza a analizar cada pieza o cosa que tenías adentro, es decir, has una limpieza, bota lo que no te sirve o ya no usas, luego clasifica en partes lo que si vas a dejar. Los pantalones con los pantalones, las camisas con las camisas, corbatas juntas, zapatos juntos, collares juntos. Cuando logres eso, vas colocando ordenadamente dentro del closet las piezas antes mencionadas por grupo. 

Si tienes cajones, escoje uno para ropa interior, otro para medias y otro para collares, aretes o accesorios.

Al final cuando veas el trabajo hecho, te vas a sentir super bien y si te das cuenta no es díficil. Sólo es limpiar y botar lo que ya no usas, lo otro es ordenar.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes